BARCELONA: 93 737 08 92 | BILBAO: 94 694 58 47 | MADRID: 91 060 38 73 | VALENCIA: 96 116 00 54 | SEVILLA: 95 527 58 73                 
info@ariolconsulting.com

El presente aviso legal (en adelante, el “Aviso Legal”) regula el uso del servicio del portal de Internet http://www.ariolconsulting.com (en adelante, el “Web”) de ARIOL CONSULTING, S.L. con domicilio social en Llull 321 – 08019 Barcelona con CIF B65719569.

Legislación

Con carácter general las relaciones entre ARIOL CONSULTING, S.L. con los Usuarios de sus servicios telemáticos, presentes en la web, se encuentran sometidas a la legislación y jurisdicción españolas. Las partes renuncian expresamente al fuero que les pudiera corresponder y someten expresamente a los Juzgados y Tribunales de Barcelona para resolver cualquier controversia que pueda surgir en la interpretación o ejecución de las presentes condiciones contractuales.

Contenido y uso

El Usuario queda informado, y acepta, que el acceso a la presente web no supone, en modo alguno, el inicio de una relación comercial con ARIOL CONSULTING, SL . El titular del web no se identifica con las opiniones vertidas en el mismo por sus colaboradores. La Empresa se reserva el derecho de efectuar sin previo aviso las modificaciones que considere oportunas en su Web, pudiendo cambiar, suprimir o añadir tanto los contenidos y servicios que se presten a través de la misma como la forma en la que éstos aparezcan presentados o localizados en sus servidores.

Propiedad intelectual e industrial

Los derechos de propiedad intelectual del contenido de las páginas web, su diseño gráfico y códigos son titularidad de ARIOL CONSULTING, S.L. y, por tanto, queda prohibida su reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad que se pueda realizar con los contenidos de sus páginas web ni aún citando las fuentes, salvo consentimiento por escrito de ARIOL CONSULTING, S.L. . Todos los nombres comerciales, marcas o signos distintos de cualquier clase contenidos en las páginas web de la Empresa son propiedad de sus dueños y están protegidos por ley.